El consumo que más ha catapultado el consumo de la Shisha en España ha sido, al contrario que en otros países, a través del canal horeca y el mundo noche.